¿Nuevo empleo? Genial… pero no te fijes sólo en el sueldo💸

¿Nuevo empleo? Genial… pero no te fijes sólo en el sueldo💸

¡Lo lograste!, has avanzado en tu proceso de reclutamiento y estás por recibir una oferta laboral… Sin embargo, ¿Has considerado que, además del salario, puedes tener beneficios adicionales que aporten mayor valor y en los cuales puedes basarte para tomar una mejor decisión? 

Te presentamos a continuación algunos de los beneficios y prestaciones que puedes encontrar en el mercado laboral y que debes tomar en consideración al momento de aceptar una oferta, o bien, realizar tu búsqueda de trabajo.

Prestaciones / beneficios de ley

Dependiendo del país en que te encuentres, existen una serie de prestaciones que por ley cada empleador debe aportar a sus trabajadores. Ahora, ¿Por qué es importante tenerlo en cuenta? Muchas veces estos beneficios están ligados a seguridad social o planes de retiro o jubilación, por lo que debes verificar que cuentas con una contratación formal bajo la regulación de tu país. Búscalos en Google como “beneficios laborales + tu país”

En función de estos beneficios, los adicionales suelen ser una versión extendida de los mismos. Por ejemplo:

  • Tener más vacaciones (incluso ilimitadas)
  • Contar con permisos por maternidad, paternidad y adopción con mayor duración
  • Jornadas laborales reducidas / horarios flexibles
  • Mayores aportaciones a fondos de retiro / pensión

Beneficios adicionales

Por otro lado, y con la llegada de la pandemia, beneficios como el trabajo híbrido y remoto se han vuelto negociables, e incluso, altamente valorados cuando se busca un nuevo empleo. Adicionalmente, existen más variaciones al clásico horario de oficina, como lo son los viernes reducidos, jornadas de 4 días a la semana, etc.

Otros beneficios que también pueden ofrecerte:

  • Bonos por desempeño
  • Planes de capacitación extendidos (por ejemplo colegiaturas en universidades o formación en academias digitales)
  • Oportunidad de cambio de ubicación/región
  • Seguros médicos de amplia cobertura, para ti o tu familia
  • Descuentos y/o beneficios con otras empresas 
  • Vales para el super, transporte, etc.
  • Entre un sin fin de beneficios más…

Cultura organizacional

Como el título de este artículo lo menciona, el sueldo no lo es todo ¿Te has puesto a pensar en qué tipo de empresa te gustaría trabajar? ¿Cómo es la comunicación, cómo son los valores, qué objetivos tiene esta empresa?

Después, realiza un análisis introspectivo ¿Qué retos buscas o persigues profesionalmente? ¿En qué entorno laboral te ves logrando tus objetivos? 

Parte de nuestra satisfacción laboral depende en gran medida del entorno en el que nos encontramos laborando. Cuando estamos conociendo empresas, es sumamente importante entender no solo si cubres o no con el perfil, si no qué va a pasar una vez que seas parte de su equipo. Evaluar la cultura organizacional, además de planes de desarrollo y crecimiento, te permitirán tomar mejores decisiones al momento de aceptar tu nuevo empleo.

 

¿Ya conocías todos los beneficios que te mencionamos? Analiza cuáles son los más importantes para ti y tu plan de vida.