La vacante a la que estoy aplicando, ¿encaja con mi perfil?

Seguro te ha pasado que estas en búsqueda de un trabajo, después de un tiempo, entras en desesperación y empiezas a aplicar a todas las vacantes que se te cruzan y piensas, “puedo aprender” o “sé hacerlo”, pero en realidad, ¿es lo que estás buscando? ¿tu perfil encaja con ese trabajo?

Una de las principales razones de la constante rotación de empleos es porque sus colaboradores no hacen fit cultural con la empresa. Esto genera aburrimiento, falta de interés y de empeño.

Por lo tanto, para optimizar tu búsqueda e incrementar tus posibilidades, es importante que tomes en cuenta los siguientes puntos que te ayudaran a saber qué encaja mejor con tu perfil.

Define tu área

Para evitar que te pierdas en el camino, define qué es lo que estás buscando y en qué áreas te quieres especializar o enfocar.

Identifica tus soft y hard skills; esto te ayudará a conocerte mejor y ver en qué rol podrías desempeñarte mejor.

Una buena manera de saber en qué eres bueno, es analizando tu cv; extrae las palabras clave, que son aquellas que más se repiten y así sabrás en qué debes enfocarte más.

Después puedes realizar una lista de profesiones en las que te gustaría trabajar y que hagan match con tu perfil y en lo que te quieres dedicar.

Disponibilidad de tiempo

Una vez que tengas definida tu área, hazte las siguientes preguntas:

  • Disponibilidad: ¿a partir de cuándo puedes empezar a trabajar? ¿Cuál es tu disponibilidad de tiempo: tiempo completo, medio tiempo, remoto?
  • Movilidad: ¿te puedes desplazar de un lugar a otro? ¿estarías dispuesta/o a mudarte de ciudad o de país?

Muchas veces se rechazan ofertas por la falta de disponibilidad o las dificultades de movilidad; son 2 puntos muy importantes a tomar en cuenta.

Tu campo de búsqueda

Los siguientes puntos son igual de importantes que los anteriores, ya que estos definirán que tipo de cultura, puesto y ambiente estás buscando.

  • Nivel de experiencia: debes tomar en cuenta en qué nivel de experiencia te encuentras; si apenas estas empezando estarás en un nivel de practicante, intern o junior, mientras que, si ya cuentas con varios años de experiencia en un perfil en específico, podrás considerar en aplicar a un nivel más senior.
  • El tipo de empresa: analiza a dónde quieres entrar a trabajar, a un gran corporativo, una start-up o una pyme; ya que son muy diferentes entre sí.

Si quieres saber más sobre ellos, investiga las ventajas y desventajas de cada una.

Define tus opciones

Siempre habrá una vacante, puesto y empresa que nos guste más y dónde queremos quedar, pero es importante tener otras opciones para no quedar a la deriva.

  • Opción 1: aquel puesto que reúne todos tus requisitos, gustos y expectativas.
  • Opción 2: aquel que se acopla a tus necesidades, pero no a todo lo que esperas.
  • Opción 3: aquel lugar que sería tu última opción “por si acaso”.

En conclusión…

Sabemos que encontrar el lugar de nuestros sueños, parece más un sueño que una realidad, lo cual es una falsa aseveración; lo que sí es cierto, es que debemos aprender a conocernos y saber lo que queremos para encontrar la mejor opción.

No olvides reunir la mayor información posible de donde sea que vayas a aplicar, así sabrás más cómo es el ambiente laboral, que tan flexibles es, si es más tradicional o modernos su modo de operar.

Pero no te desanimes, ten paciencia, enfócate en tus objetivos y en ti, y verás que encontrarás el lugar que más encaje con tu perfil.