¿Tienes trabajo híbrido? Lee esto antes de volver a la oficina

¿Tienes trabajo híbrido? Lee esto antes de volver a la oficina

Después de casi dos años donde la mayoría de las organizaciones migraron su estilo de trabajo a algo completamente remoto, hoy gran parte de las organizaciones han retomado una modalidad de trabajo donde es necesario asistir a un espacio físico. Por otro lado, empresas de todos los tamaños han registrado un aumento en sus salidas de personal, atribuido en muchas ocasiones a este regreso a oficinas que, para muchos, ha significado retomar los niveles de estrés laboral que tenían antes de la pandemia. 

El trabajo remoto resultó para muchos un gran beneficio, por lo que regresar a la oficina puede parecer para este segmento un retroceso en las condiciones de trabajo. Por otro lado, muchas empresas continúan defendiendo el trabajo presencial para fortalecer los vínculos con los compañeros de trabajo, aumentar la concentración en las tareas y mejorar el rendimiento de los equipos. Por esta razón, muchas empresas que habían trabajado totalmente remoto durante la época de pandemia, ahora están optando por un esquema híbrido. 

Sin embargo, el esquema de trabajo híbrido no es tan sencillo como parece. Si no se realiza con las medidas previas adecuadas, puede ocasionar trabajadores descontentos, agotados y con bajo rendimiento.

A continuación te recomendamos 4 medidas a tomar en cuenta si estás pensando incursionar en el mundo del trabajo híbrido. 

Haz encuestas internas. Pregunta a tus colaboradores qué modalidad de trabajo prefieren y si estarían dispuestos a asistir a una oficina algunas veces por semana. También es importante que preguntes las razones por las que se les dificultaría ir a la oficina, en caso de que las hubiera. 

Como empleadores, debemos recordar que la situación de cada persona es distinta y los empleados de tu compañía valorarán mucho que tomes en cuenta la suya. Por ejemplo, algunas personas pueden vivir muy lejos de la oficina y comenzar a ir significará un gasto de transporte significativo. Otras personas pueden tener hijos e ir a la oficina significa buscar quién cuidará de ellos. 

Planea todo con anticipación. Es importante avisar del nuevo esquema de trabajo con varios meses de anticipación, para que las personas puedan prepararse. Asegúrate de tener todo planeado antes de hacer el anuncio oficial, tomando en cuenta las respuestas obtenidas en el paso anterior. Algunas cosas que deberás considerar son:

  • ¿Cada cuánto deben ir los empleados a la oficina?
  • ¿Será obligatorio para todos?
  • ¿Cómo gestionarán los espacios de la oficina?
  • ¿Habrá un apoyo económico para aquellas personas que deben mudarse o que tendrán gastos extra por este cambio? 

Vuelve a la logística tu mejor amiga. Será muy importante que tomes en cuenta cuántas personas asistirán a la oficina regularmente y comiences a hacer planes para gestionar el espacio disponible. De lo contrario, las personas pueden llevarse una muy mala experiencia si, por ejemplo, llegan a la oficina y no hay ningún escritorio disponible. 

Si habrá reuniones híbridas (con parte de los asistentes trabajando desde casa y otra parte desde oficina) también habrá que procurar que las personas que toman la reunión desde casa se sientan incluidas. 

Cuida la experiencia en la oficina. Nadie querrá ir a la oficina si los espacios son demasiado cerrados, incómodos o ruidosos. Dales a los empleados espacios que disfruten casi tanto como trabajar desde casa, o incluso más. Desde la comodidad de las sillas hasta los snacks, todo esto influirá para que estén contentos con este esquema de trabajo. Procura también realizar actividades divertidas o de team building como: día de disfraces, día de llevar a tu mascota o viernes de ropa cómoda. 

Como habrás notado, regresar a la oficina después de dos años trabajando desde casa no es nada sencillo. Si los costos sobrepasan los beneficios, una excelente opción para salir de la monotonía de las juntas de zoom sin dejar el trabajo remoto es organizar eventos cada cierto tiempo donde la mayoría de los empleados puedan asistir, conocerse mejor y pasar un rato agradable juntos.