Productividad sana, conoce este elemento clave para tu empresa.

¿Es la productividad un factor importante para cumplir mis metas? Por supuesto que sí, pero todo con calma, te contamos por qué.

La productividad es un tema del cual vale la pena ponerse a reflexionar, es un concepto que engloba varios aspectos de nuestras vidas. Con relación al mundo laboral la productividad es un indicador de progreso. 

Un equipo productivo tendrá la energía suficiente para desarrollar los objetivos de algún proyecto o tarea, pero la productividad misma no es la responsable de que las cosas sucedan, deberá combinarse con otros factores, tales como la motivación, organización de prioridades y mucha comunicación con tu equipo de trabajo.

La motivación es la chispa que desencadena la productividad, ¿entonces debo procurar que mi equipo de trabajo este motivado? ¡Así es! Aunque la motivación es un tema complejo, siempre se puede llegar a lo que me gusta llamar un término estándar, si bien es un acto intrínseco, como líder puedes brindar reforzamiento positivo a tu equipo.

¿Qué es reforzamiento positivo y por qué es importante aplicarlo?

En términos de psicología, es un proceso en el cual podemos aumentar la probabilidad de que una conducta se repita en el futuro, reconocer el esfuerzo de cada miembro del equipo es un ejemplo de reforzamiento positivo. De esta manera la productividad será algo recurrente, además para que tu equipo sienta tu empatía es importante reconocer su esfuerzo y motivarles a dar su máximo. 

¿Cómo puedo saber si mis colaboradores tienen algún obstáculo en temas de productividad?

Pudieran existir varias piedras en el camino de la productividad, temas como el burnout, estrés o problemas de gestión de tiempo. Algunas de las maneras en las que se verán reflejadas este tipo de inconformidades podrán ser las siguientes:

  • Tus gastos son altos en cuestión de cuentas de inasistencias o licencias médicas, esta comprobado que el estrés además de causar molestias emocionales también tiene un fuerte impacto en la salud física, por ende si tu equipo de trabajo presenta un incremento en uso de estas mismas, deberías considerar invertir en programas de salud, para prevenir estos extremos.
  • La productividad de su empresa a comparación de otros años ha impactado los ingresos, cada vez hay más rotación de personal y los objetivos se ven estancados.

Te invitamos a que veas el webinar que habla sobre una gestión del talento y contribución positiva, impartido por  Gonzalo Díaz, fundador de Wefor: 

La salud el motor original de la productividad

A nivel holístico, el ser humano puede enfocar su productividad en muchos aspectos, para conservar el enfoque general deberá cuidar primeramente su salud.

Si la motivación es la chispa de la productividad, entonces la salud es el motor por medio del cual lo demás será posible.

Algunos aspectos que deberemos cuidar de nuestra salud son:

  • Alimentación, de manera balanceada y tomar suficiente agua
  • Descanso, modular la calidad de sueño; cantidad no es sinónimo de descanso aunque si es recomendable dormir lo que nuestro doctor y cuerpo nos indiquen. Por ejemplo, una persona que se encuentra en un rango de 18 a 25 años deberá dormir entre 7-9 horas al día, esto de acuerdo a un artículo publicado por BBC.
  • Gestión del estrés, te recomendamos leer: La importancia de tomar un break durante tu jornada laboral
  • Realización de actividad física, al menos caminar unos 30 minutos al día

El día de hoy, ¿Qué has comprendido respecto a la productividad?

 

Así que, recapitulando lo dicho en este artículo, para ser productivos hay que estar motivados, es una relación meramente proporcional. A mayor motivación, más productividad, ¿Hace sentido, no?

También hay que tener presente que la motivación es un asunto tanto intrínseco como externo, si como colaborador me encuentro motivado aportaré más al cumplimiento de objetivos de los proyectos y tareas. Pero si no tengo buena salud y  descuido los aspectos mencionados: alimentación, descanso, gestión del estrés y realización de actividad física, estaremos trayendo baches a nuestras vidas, lo que se traducirá en poca productividad y presión por querer recuperar ese control. Si procuramos estos aspectos podremos organizar mejor nuestras prioridades diarias, estar más tranquilos e inspirados.

Recuerda que si en algún momento te sientes o reconoces a alguien de tu equipo de trabajo con bajo nivel de productividad, dialogar será una buena opción, sobre todo para poder comprender cuales son los bloqueos y así poder encontrar una solución en conjunto.

Share
Works with AZEXO page builder