¿Por qué es importante tener un buen ambiente laboral?

¿Por qué es importante tener un buen ambiente laboral?

Trabajar es convivir. ¿Qué resultado exitoso has obtenido en el que sólo hayas intervenido tú en todo el proceso? Imposible ¿verdad? Ya sea en Ventas, Ingeniería, Diseño, o en cualquier otra área, siempre necesitamos de alguien más para sacar adelante nuestros proyectos o alcanzar los KPIs. Por consiguiente, al obtener un nuevo puesto o ingresar a una nueva empresa siempre nos vamos a topar con un equipo de trabajo, con el cual nos vamos a desenvolver y desarrollar.

Entonces… ¿Nos vemos influenciados por el ambiente en el que estamos?

En nuestro día a día vamos a estar interactuando, de manera indirecta o indirecta con nuestros compañeros. Si nos encontramos con un buen ambiente de trabajo, es 100% seguro que nuestros resultados, desempeño y prácticas serán mucho mejores. 

Si como compañía tenemos bien claras nuestras políticas, tenemos una buena comunicación y nos preocupamos por el bienestar de nuestros empleados, nos podremos posicionar mejor en el mercado laboral y nuestros resultados serán mucho mejores, ya que nuestros empleados se sentirán a gusto y darán lo mejor de ellos para hacer bien su trabajo. 

Una empresa reconocida NO es sinónimo de buen ambiente laboral

Pero no todos tenemos la misma suerte. Muchas veces por estar en una empresa con gran renombre, recibir un mejor salario, estar desesperado por conseguir empleo, entre otras cuestiones, terminamos en compañías donde el ambiente no es bueno, donde nos saturan de trabajo, no hay buena comunicación y más. 

Seguramente, ya has escuchado que tus conocidos han experimentado estar bajo un duro ambiente laboral en empresas que antes considerabas como “perfectas”. Esto es muy común y dadas las malas prácticas que tienen, la rotación de personal en estos lugares es exponencial. 

Y si me encuentro en un ambiente así, ¿Cómo puedo aportar para mejorarlo?

  • Participa y anima a tus compañeros. Muchas veces con pequeños vínculos ya podemos hacer grandes cambios. Celebra los logros de los demás, pregunta cómo va su semana o simplemente brinda tu ayuda, así saben que pueden contar contigo. 
  • Ve la posibilidad de realizar actividades de integración. Así pueden conocerse mejor, entrar en confianza y llevar a un siguiente nivel sus relaciones. 
  • Comunícate. Si no tenemos una buena comunicación con nuestros pares pueden haber problemas y distintas interpretaciones.
  • Abre un buzón de sugerencias. Puede ser anónimo o no, pero permitirá que los colaboradores aporten ideas de lo que les gustaría en la empresa y también que puedan hablar de ciertas inquietudes en común.

Somos seres sociales, por eso es muy importante tanto a nivel personal como profesional crecer en un ambiente laboral sano, donde tengamos tanto las herramientas como los medios para hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible.

No tengas miedo a aportar tu granito de arena para una mejora, ese granito puede cambiarlo todo.